Patrimonio de la humanidad es el título conferido por la UNESCO (La Organización de las Naciones, la Educación, la Ciencia y la Cultura) a lugares específicos del planeta para catalogar, preservar y dar a conocer su importancia cultural o natural para la herencia común de la humanidad.
Quiero enseñaros estos sitios y monumentos maravillosos y aseguraros, que los lugares menos conocidos os van a sorprender gratamente.

domingo, 18 de diciembre de 2016

Siracusa y la necrópolis rocosa de Pantalica. Italia

Siracusa está situada en la costa sudeste de la isla de Sicilia, en el Mediterráneo central, famosa como centro cultural desde la Antigua Grecia. Fue la segunda colonia griega establecida en la isla después de Naxos y una colonia corintia fundada por Arquías, hijo de Evágetes, de la familia de los baquiadas, originario de Corinto, quien se tuvo que expatriar. La fundación fue el año 734 a. C. y se inició en la isla de Ortigia (Ortygia). Aquí nació y murió Arquímedes, ingeniero y matemático.

                                                     foto:  Graeme Churchard 


El teatro griego, cuya cávea es una de las más grandes construidas por los antiguos griegos: tiene 67 filas, divididas en 9 secciones con 8 pasillos. Sólo quedan rastros de la escena y de la orchestra. El edificio (aún usado hoy) fue modificado por los romanos, que lo adaptaron a su estilo de espectáculos, incluyendo también juegos circenses.

                                                  foto: Antonio Gómez


Cerca del teatro están la latomías, canteras de piedra, usadas como prisión en la antigüedad. La más famosa latomía es el llamado Orecchio di Dionisio («Oreja de Dionisio»). Otra es la Latomia del Paradiso.

 
                           foto: Claus Moser


El anfiteatro romano, de época imperial, está parcialmente excavado en la roca. En el centro del área hay un espacio rectangular que fue usado para la maquinaria escénica. 

                                                   foto: Paul Britton


Ara di Ierone (altar de Hierón) 

                                                            foto: Claus Moser
 

En la isla de Ortigia se pueden ver:
 La Fuente de Aretusa. Según una leyenda, la náyade Aretus, que era perseguida por Alfeo, se refugió en ese lugar.

                                                     foto: Francesco
 
                                                    
El Templo de Apolo, convertido en iglesia en época bizantina y en mezquita bajo gobierno árabe.
                                       
                                                foto: Francesco Piasentin



                                                        foto:  Graeme Churchard 


La necrópolis de Pantalica no fue sólo habitada en época griega, sino también durante los primeros siglos de la Edad Media, cuando las poblaciones afectadas por las incursiones de los bárbaros, de los piratas y luego de los sarracenos, debieron buscar refugio seguro y lo encontraron sobre las rocas inaccesibles. Aún hoy son visibles los restos de las habitaciones excavadas en la roca en época bizantina y los restos de pequeños oratorios rupestres llamados Grotta del Crocifisso («Caverna del crucifijo»), la Grotta di San Nicolicchio y la Grotta di San Micidario.

                                                               foto: jcdl.


                                                     foto: Dominic Torrisi


                                                        foto: Dominic Torrisi


No hay comentarios:

Publicar un comentario