Patrimonio de la humanidad es el título conferido por la UNESCO (La Organización de las Naciones, la Educación, la Ciencia y la Cultura) a lugares específicos del planeta para catalogar, preservar y dar a conocer su importancia cultural o natural para la herencia común de la humanidad.
Quiero enseñaros estos sitios y monumentos maravillosos y aseguraros, que los lugares menos conocidos os van a sorprender gratamente.

viernes, 8 de junio de 2018

Recorridos rituales en La Paz durante la Feria de la Alasita. Bolivia

Los recorridos comienzan el 24 de enero y duran unas dos o tres semanas. Los participantes buscan y adquieren figuritas de la buena suerte vinculadas al culto de Ekeko, deidad aimara de la abundancia y protectora de la ciudad. Consagradas luego por ritualistas andinos o bendecidas por sacerdotes católicos, esas figuritas cobran así un nuevo significado para quienes han depositado su fe en ellas a fin de convertir sus deseos en realidad. Los participantes en la feria también intercambian figuritas para satisfacer simbólicamente sus deudas.  Las prácticas de la Alasita se transmiten naturalmente en el seno de las familias, ya que los niños acompañan a sus padres en los recorridos rituales. Los esfuerzos realizados para salvaguardar este elemento han sido constantes y han dependido principalmente de la sociedad civil. Algunas colecciones y exposiciones en museos han contribuido a sensibilizar al público a la importancia cultural de determinados temas de la Alasita. Además, para fomentar la fabricación artesanal de figuritas y la creatividad se organizan concursos municipales a los que acude con entusiasmo un número cada vez mayor de participantes. 

















jueves, 24 de mayo de 2018

‘Shital Pati’, arte tradicional de tejido de esteras en Sylhet. Bangladés

Consiste en tejer a mano esteras con fibras de un junco denominado “murta”. Los habitantes de todas las regiones de Bangladesh utilizan esas esteras como asientos, colchas de cama o alfombras de oración.  Son hombres y mujeres los que recolectan el “murta” y extraen sus fibras, pero del tejido de éstas se encargan sobre todo las mujeres. Esencialmente familiar, este tipo de artesanía constituye una fuente de ingresos vital y un importante signo de identidad cultural para sus practicantes, estrecha los lazos entre ellos y contribuye a crear una atmósfera de concordia en la sociedad. El dominio de las técnicas del tejido confiere prestigio social y empodera a las comunidades desfavorecidas que lo practican, especialmente a las mujeres. Los poderes públicos sensibilizan a la importancia de este elemento del patrimonio cultural organizando ferias y mercados artesanales a nivel local y nacional, y las familias de tejedores crean cada vez más cooperativas para garantizar eficazmente su salvaguardia, transmisión y rentabilidad.















jueves, 17 de mayo de 2018

La música y la fabricación artesanal de órganos. Alemania

La fabricación de un órgano y la música de éste guardan una estrecha relación porque cada instrumento es único en su género, habida cuenta de que se crea exclusivamente para el espacio arquitectónico al que está específicamente destinado. Transmitidas esencialmente de modo informal, esas técnicas y conocimientos constituyen un signo de identidad cultural fundamental para el gremio de fabricantes artesanales de órganos. Transcultural por esencia, la música de órgano constituye un lenguaje universal que propicia el entendimiento entre las religiones. Aunque su uso se asocie sobre todo a oficios religiosos, conciertos y eventos culturales, también se interpreta en festividades que refuerzan los vínculos comunitarios. En Alemania hay 400 medianas empresas que fabrican órganos y algunos talleres de familias de artesanos más importantes, lo que garantiza la viabilidad de este elemento del patrimonio cultural. Las técnicas y conocimientos pertinentes las transmite directamente un profesor a un alumno, que completa luego su formación con cursos en un centro de enseñanza profesional o una universidad. Los aprendices adquieren conocimientos prácticos en talleres de fabricación de órganos y conocimientos teóricos en centros de formación profesional.