Patrimonio de la humanidad es el título conferido por la UNESCO (La Organización de las Naciones, la Educación, la Ciencia y la Cultura) a lugares específicos del planeta para catalogar, preservar y dar a conocer su importancia cultural o natural para la herencia común de la humanidad.
Quiero enseñaros estos sitios y monumentos maravillosos y aseguraros, que los lugares menos conocidos os van a sorprender gratamente.

martes, 28 de febrero de 2017

Gran montaña de Burkhan Khaldun y paisaje sacro circundante. Mongolia

Situado al noreste del país, el sitio se encuentra en la parte central de la cadena montañosa de Khentii. En este lugar, las grandes estepas de Asia Central dan paso a bosques de coníferas y a la taiga siberiana. El Burkhan Khaldun se asocia al culto de las montañas, los ríos y los ovvos (cairns chamánicos de piedra), cuyas ceremonias fusionan prácticas chamánicas y budistas antiguas. Además, el Burkhan Khaldun está también asociado al lugar de nacimiento y sepultura del Gengis Khan y es testimonio de sus esfuerzos por formalizar el culto de las montañas, elemento importante en la unificación de los pueblos mongoles.
                                                fuente: mongoliatravel.guide


                                                fuente: www.gq.com.mx


                                                      fuente: whc.unesco.org


                                                      fuente: antonio heras


                                                    fuente: antonio heras

Monumento de Gengis Khan
                                            fuente: Noticias – Noticies
 

lunes, 27 de febrero de 2017

Ciudad antigua y Chora de Quersoneso en Táurica. Ucrania

Quersoneso fue una antigua colonia griega fundada aproximadamente hace unos 2500 años en la parte suroeste de Crimea, conocida como Táurica. La colonia fue establecida en el siglo VI a. C. por colonos de Heraclea Póntica. Estaba situada en la costa del mar Negro a las afueras de Sebastopol a 2 km al oeste del centro de la ciudad. Durante gran parte del periodo clásico la ciudad fue una democracia gobernada por un grupo de arcontes y un consejo llamado los Damiorgi. Con el tiempo el gobierno se volvió oligárquico, con el poder concentrado en las manos de los arcontes. Una forma de declaración de juramento por todos los ciudadanos en el siglo III a. C. ha sobrevivido hasta hoy.
 Chora son varios kilómetros cuadrados de antiguas pero no baldías tierras de labranza, con restos de prensas de vino y torres defensivas. Según los arqueólogos, las evidencias sugieren que los pobladores locales fueron pagados por hacer el trabajo de la granja en lugar de trabajar como esclavos.

                                                           foto: Jakob Meils



                                                          foto: Konst Antropoff


                                              Basilica 1935

                                                        foto: Konst Antropoff
 


                                                      foto: Nikolai Vassiliev


                                                           foto: Jakob Meils


                                                           foto: Glebkach

                                          Amfiteatro romano

                                                  foto: Nikolai Vassiliev


                                                        foto: Jakob Meils


Catedral St Vladimir 1861 – 1892.

                                                        foto: Edward Gudkov


domingo, 26 de febrero de 2017

El ebru y tradición del café a la turca

El ebru, arte turco de fabricación de papel jaspeado
Es el arte tradicional turco de creación de motivos coloridos, aplicando primero con cuentagotas o pincel pigmentos de color a una fina capa de agua con materias grasas depositada en un recipiente y transfiriendo después a un papel los motivos así creados. Los dibujos y efectos logrados con esta técnica de fabricación de papel jaspeado comprenden, entre otros, flores, hojas, adornos, entrelazados, mezquitas y lunas que se utilizan como ornamentaciones en la encuadernación clásica. Los artífices recurren a métodos naturales para extraer los diferentes tintes de los pigmentos naturales y mezclarlos con un ácido natural a base de hiel de buey. Luego los van depositando con cuentagotas o con un pincel en una preparación líquida densa, en la que flotan formando motivos de múltiples colores. Los artífices, aprendices y practicantes del “ebru” consideran que este arte forma parte integrante de su cultura tradicional, su identidad y su modo de vida. La filosofía del “ebru”, así como los conocimientos y técnicas conexos se transmiten oralmente y mediante la práctica, en el marco de una relación maestro-aprendiz. Para adquirir conocimientos elementales sobre la práctica del “ebru” se necesitan como mínimo dos años.

                                                fuente: impression-decoupe.com


                                     fuente: www.pinterest.com



                                                              fuente: Totenart


La cultura y tradición del café a la turca
El café a la turca es un elemento del patrimonio cultural en el que van unidas una serie de técnicas de preparación especiales y una rica cultura común tradicional. Los granos recién torrefactados se muelen para obtener un polvo fino que se pone en un cazo con agua fría y azúcar, y esta mezcla se pone a cocer a fuego lento hasta que espumee tal como uno desea. La bebida así obtenida se sirve en tacitas acompañada con un vaso de agua y se consume principalmente en los cafés donde la gente se reúne para discutir, intercambiar noticias y leer libros. Esta tradición cultural es un símbolo de hospitalidad, amistad, refinamiento y esparcimiento que impregna todos los ámbitos de la vida.  Los conocimientos y ritos vinculados a este elemento del patrimonio cultural se transmiten entre los miembros de la familia mediante la observación y la participación. El poso que queda en las tazas vacías se suele usar a menudo para predecir la suerte de las personas. 


                                                             fuente: Unesco



sábado, 25 de febrero de 2017

Archipiélago de Revillagigedo. México

Las islas Revillagigedo forman parte del estado de Colima y se localizan entre 720 y 970 km al oeste de Manzanillo. Fueron nombradas en honor del conde de Revillagigedo, debido a la ilustre familia Revilla-Gigedo, Juan Vicente de Güemes Pacheco y Padilla, virrey de Nueva España y constante benefactor de Asturias y de Gijón. El archipiélago es un ecosistema único de cuatro islas volcánicas deshabitadas en el Pacífico al sur de California. Las islas ofrecen grandes oportunidades para el desarrollo de investigaciones básicas y ambientales sobre biodiversidad, biogeografía y evolución, así como facilidades para actividades didácticas. Las condiciones insulares y los factores adversos para la colonización de los organismos terrestres que imperan en la reserva, hacen de la tierra emergida un laboratorio natural, en el cual se pueden generar importantes avances en el conocimiento de los procesos evolutivos, mecanismos y estrategias de dispersión, competencia, dinámica y control poblacional de las especies. El archipiélago está ubicado en una de las principales rutas de influencia de huracanes y masas de aire polar, que perturban y modifican continuamente el ambiente de las islas, lo que proporciona las condiciones idóneas para el estudio de los fenómenos secuenciales y los mecanismos de recuperación de las especies establecidas.

                                            Isla San Benedicto

                                                        foto:  PMarioJo


                                                 fuente: Diario Chaco



fuente: Tiempo


fuente: El Dictamen


fuente:  El País Cultura


fuente. Pinterest


Qanat persa. Irán

En el conjunto de las regiones áridas de Irán, la agricultura es sostenida por el antiguo sistema de riego de los qanats, que toman el agua de los acuíferos en lo alto de los valles y la hacen circular por túneles subterráneos que a menudo miden varios kilómetros. Los once qanats que componen este sitio y representan este sistema comprenden también zonas de reposo para los trabajadores, depósitos de agua y molinos hidráulicos. Este sistema tradicional de gestión del agua todavía funciona y permite un reparto equitativo y sostenible del recurso. Los qanats aportan un testimonio excepcional de las tradiciones culturales y las civilizaciones de zonas desérticas de clima árido.

                                                   fuente: whc.unesco.org



                                                     foto: hadi fooladi


Reserva de aqua en Meybod

 foto: my Life, the Universe and Everything 


Reserva de aqua en Yazd
                                                      foto: shudderbug1


jueves, 23 de febrero de 2017

Centros de poder de los longobardos en Italia

La inscripción está integrada por diferentes elementos localizados en siete localidades de Italia, siete lugares densos en testimonios de la arquitectura, la pintura y la escultura del arte lombardo.

La localidad de Cividale del Friuli (Udine) es parte del sitio considerado área de la Gastaldaga con el Templete lombardo y el Complejo episcopal, que incluye los restos del Palacio patriarcal subyacente al Museo arqueológico nacional.

                                              foto: Fulvio Ghiringhello
 
El Templete, hoy un oratorio de Santa Maria in Valle, es el testimonio arquitectónico más importante y mejor conservado de la época lombarda y es especialmente importante porque señala la coexistencia de motivos puramente lombardos (en Frisos, por ejemplo) y un renacimiento de los modelos clásicos.
                                                  
                                                         foto: Francesco Fabbro


                                                       foto: Pilar Torres


                                                foto: Francesco Fabbro


                                                        foto: Pilar Torres


                                                        foto: Pilar Torres


El Complejo episcopal del patriarca Calixto comprendía la basílica, el baptisterio de San Juan Bautista y el Palacio patriarcal. Las excavaciones arqueológicas han restituido solo pocas trazas de las obras arquitectónicas, pero han permitido recuperar algunos de las mejores manufacturas de la escultura lombarda, como la pila bautismal del patriarca Calixto y el altar del duque Rachis.

                                                   foto: Dario Polimeni


En Brescia se han incluido el monasterio de Santa Giulia, con la basílica de San Salvador, y la zona monumental arqueológica del foro romano.
Fundada en 753 como la iglesia del monasterio femenino a instancias del duque de Brescia Desiderio, futuro rey de los lombardos, y de su esposa Ansa, la basílica de San Salvatore, caracterizada por el uso simultáneo de patrones lombardos y de motivos decorativos clásicos y bizantinos, es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura religiosa altomedioeval. A través de los siglos, fue reconstruida y se convirtió en parte del nuevo complejo conventual, cuya iglesia dedicada a Santa Giulia se terminó en 1599.

                                                 foto: Riccardo Palazzani


                                                  foto: Riccardo Palazzani

                                                   

                                                     foto: Riccardo Palazzani



                                                 foto: Riccardo Palazzani



                                                     foto: Riccardo Palazzani



                                                      foto: Riccardo Palazzani



Al oeste del complejo monástico se encuentra la zona monumental formada por el Capitolium, por el santuario republicano y el teatro romano, que está estrechamente vinculado a los acontecimientos que afectan a San Salvatore-Santa Giulia. El edificio religioso más antiguo del foro romano es de finales del siglo I a. C.

                                                 fuente:  Itinerari Brescia


En Castelseprio (Varese) el sitio reconoce el área del castrum con el monasterio de Torba, la iglesia de Santa Maria foris portas con sus frescos y las ruinas de la basílica de San Giovanni Evangelista. Los lombardos trasformaron el castrum de Castelseprio, el antiguo puesto militar romano y bastión defensivo ostrogodos, primero en una estación comercial y luego en un monasterio (siglo VIII).
Del monasterio se conserva la torre, construida por los ostrogodos y readaptada a los fines monásticos por los lombardos, y la pequeña iglesia dedicada a la Virgen. De la gran basílica de Castelseprio sólo quedan ruinas, mientras que Santa Maria foris portas se ha conservado intacta, incluyendo una gran parte de los frescos del ábside, que constituyen uno de los mayores hallazgos de la pintura mural de interior de toda la Alta Edad Media.

Torre de Torba 

                                                    foto: Gabriele Quaglia


Santa Maria foris portas

                                                      foto: stefano Merli



                                                       foto: stefano Merli


Las ruinas de la Basílica de San Juan Evangelista
                                                         foto: stefano Merli


En Spoleto (Perugia) el patrimonio incluye la basílica de San Salvatore. La basílica paleocristiana del siglo IV-V, fue ampliamente restaurada por los lombardos en el siglo VIII. El interior ha perdido la decoración original en estuco y pintura, pero conserva el rico entablamento con un friso de orden dórico, impostado sobre columnas también corintias. De la fachada original del siglo VIII, marcado por lesene (pilastras) y dividida en dos órdenes por una cornisa, se conservan sólo las cornisas de las ventanas y los tres portales esculpidos con motivos clásicos.

                                                      foto: James Mitchell


En Campello sul Clitunno (Perugia) forma parte del sitio serial una pequeña iglesia dedicada a San Salvador.  Los costructores probablemente reutilizasen los restos de una más antigua sacello pagana y materiales de reutilización; la mayoría de los ornamentos esculpidos son sin embargo manufacturas originales y no recolocaciones de elementos de la época romana. Hay frescos del siglo VII.

                                                     foto: Gabriele Quaglia



                                                  foto: Gabriele Quaglia


En Benevento, la antigua sede del ducado lombardo más importante de la Langobardia Minor, el testimonio lombardo se recoge en el complejo monumental que se articula alrededor de la iglesia de Santa Sofía, fundada por el duque Arechis II alrededor de 760. De los frescos originales, que recubrían todo el interior de la iglesia, solo permanecen algunos fragmentos en los dos ábsides laterales.

                                   foto: Eustachio Divini Istituto Tecnico Tecnologico


En el territorio del ducado de Benevento se encontraba el santuario de San Miguel Arcángel, fundado antes de la llegada de los lombardos, pero que éstos adoptaron como santuario nacional desde su conquista del Gargano (siglo VII). El complejo se encuentra en Monte Sant'Angelo (Foggia) y se convirtió en uno de los principales lugares de peregrinación de la cristiandad, etapa de una variante de la Vía Francígena que conducía a Tierra Santa. El santuario fue reconstruido ampliamente, sobre todo en su parte superior; al periodo lombardo corresponden sólo la cripta que conduce a la gruta donde, según la tradición, habría aparecido el Arcángel Miguel.

                                                       foto: denibaptista



                                                                 foto: jcdl.



                                                                   foto: jcdl.



                                                                    foto: jcdl.