Patrimonio de la humanidad es el título conferido por la UNESCO (La Organización de las Naciones, la Educación, la Ciencia y la Cultura) a lugares específicos del planeta para catalogar, preservar y dar a conocer su importancia cultural o natural para la herencia común de la humanidad.
Quiero enseñaros estos sitios y monumentos maravillosos y aseguraros, que los lugares menos conocidos os van a sorprender gratamente.

jueves, 23 de febrero de 2017

Centros de poder de los longobardos en Italia

La inscripción está integrada por diferentes elementos localizados en siete localidades de Italia, siete lugares densos en testimonios de la arquitectura, la pintura y la escultura del arte lombardo.

La localidad de Cividale del Friuli (Udine) es parte del sitio considerado área de la Gastaldaga con el Templete lombardo y el Complejo episcopal, que incluye los restos del Palacio patriarcal subyacente al Museo arqueológico nacional.

                                              foto: Fulvio Ghiringhello
 
El Templete, hoy un oratorio de Santa Maria in Valle, es el testimonio arquitectónico más importante y mejor conservado de la época lombarda y es especialmente importante porque señala la coexistencia de motivos puramente lombardos (en Frisos, por ejemplo) y un renacimiento de los modelos clásicos.
                                                  
                                                         foto: Francesco Fabbro


                                                       foto: Pilar Torres


                                                foto: Francesco Fabbro


                                                        foto: Pilar Torres


                                                        foto: Pilar Torres


El Complejo episcopal del patriarca Calixto comprendía la basílica, el baptisterio de San Juan Bautista y el Palacio patriarcal. Las excavaciones arqueológicas han restituido solo pocas trazas de las obras arquitectónicas, pero han permitido recuperar algunos de las mejores manufacturas de la escultura lombarda, como la pila bautismal del patriarca Calixto y el altar del duque Rachis.

                                                   foto: Dario Polimeni


En Brescia se han incluido el monasterio de Santa Giulia, con la basílica de San Salvador, y la zona monumental arqueológica del foro romano.
Fundada en 753 como la iglesia del monasterio femenino a instancias del duque de Brescia Desiderio, futuro rey de los lombardos, y de su esposa Ansa, la basílica de San Salvatore, caracterizada por el uso simultáneo de patrones lombardos y de motivos decorativos clásicos y bizantinos, es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura religiosa altomedioeval. A través de los siglos, fue reconstruida y se convirtió en parte del nuevo complejo conventual, cuya iglesia dedicada a Santa Giulia se terminó en 1599.

                                                 foto: Riccardo Palazzani


                                                  foto: Riccardo Palazzani

                                                   

                                                     foto: Riccardo Palazzani



                                                 foto: Riccardo Palazzani



                                                     foto: Riccardo Palazzani



                                                      foto: Riccardo Palazzani



Al oeste del complejo monástico se encuentra la zona monumental formada por el Capitolium, por el santuario republicano y el teatro romano, que está estrechamente vinculado a los acontecimientos que afectan a San Salvatore-Santa Giulia. El edificio religioso más antiguo del foro romano es de finales del siglo I a. C.

                                                 fuente:  Itinerari Brescia


En Castelseprio (Varese) el sitio reconoce el área del castrum con el monasterio de Torba, la iglesia de Santa Maria foris portas con sus frescos y las ruinas de la basílica de San Giovanni Evangelista. Los lombardos trasformaron el castrum de Castelseprio, el antiguo puesto militar romano y bastión defensivo ostrogodos, primero en una estación comercial y luego en un monasterio (siglo VIII).
Del monasterio se conserva la torre, construida por los ostrogodos y readaptada a los fines monásticos por los lombardos, y la pequeña iglesia dedicada a la Virgen. De la gran basílica de Castelseprio sólo quedan ruinas, mientras que Santa Maria foris portas se ha conservado intacta, incluyendo una gran parte de los frescos del ábside, que constituyen uno de los mayores hallazgos de la pintura mural de interior de toda la Alta Edad Media.

Torre de Torba 

                                                    foto: Gabriele Quaglia


Santa Maria foris portas

                                                      foto: stefano Merli



                                                       foto: stefano Merli


Las ruinas de la Basílica de San Juan Evangelista
                                                         foto: stefano Merli


En Spoleto (Perugia) el patrimonio incluye la basílica de San Salvatore. La basílica paleocristiana del siglo IV-V, fue ampliamente restaurada por los lombardos en el siglo VIII. El interior ha perdido la decoración original en estuco y pintura, pero conserva el rico entablamento con un friso de orden dórico, impostado sobre columnas también corintias. De la fachada original del siglo VIII, marcado por lesene (pilastras) y dividida en dos órdenes por una cornisa, se conservan sólo las cornisas de las ventanas y los tres portales esculpidos con motivos clásicos.

                                                      foto: James Mitchell


En Campello sul Clitunno (Perugia) forma parte del sitio serial una pequeña iglesia dedicada a San Salvador.  Los costructores probablemente reutilizasen los restos de una más antigua sacello pagana y materiales de reutilización; la mayoría de los ornamentos esculpidos son sin embargo manufacturas originales y no recolocaciones de elementos de la época romana. Hay frescos del siglo VII.

                                                     foto: Gabriele Quaglia



                                                  foto: Gabriele Quaglia


En Benevento, la antigua sede del ducado lombardo más importante de la Langobardia Minor, el testimonio lombardo se recoge en el complejo monumental que se articula alrededor de la iglesia de Santa Sofía, fundada por el duque Arechis II alrededor de 760. De los frescos originales, que recubrían todo el interior de la iglesia, solo permanecen algunos fragmentos en los dos ábsides laterales.

                                   foto: Eustachio Divini Istituto Tecnico Tecnologico


En el territorio del ducado de Benevento se encontraba el santuario de San Miguel Arcángel, fundado antes de la llegada de los lombardos, pero que éstos adoptaron como santuario nacional desde su conquista del Gargano (siglo VII). El complejo se encuentra en Monte Sant'Angelo (Foggia) y se convirtió en uno de los principales lugares de peregrinación de la cristiandad, etapa de una variante de la Vía Francígena que conducía a Tierra Santa. El santuario fue reconstruido ampliamente, sobre todo en su parte superior; al periodo lombardo corresponden sólo la cripta que conduce a la gruta donde, según la tradición, habría aparecido el Arcángel Miguel.

                                                       foto: denibaptista



                                                                 foto: jcdl.



                                                                   foto: jcdl.



                                                                    foto: jcdl.


No hay comentarios:

Publicar un comentario